Regionales

Procuraduría suspenderá contrato de transporte escolar en el Departamento de La Guajira

La Procuraduría General de la Nación anunciará en los próximos días la suspensión del proceso de licitación para contratar transporte público escolar en La Guajira. El ganador de esta licitación prestaría el servicio de transporte escolar en 12 municipios del departamento, con un contrato por 27.000 millones de pesos.

Dentro de los argumentos de la Procuraduría para suspender la licitación, está la falta de especificaciones en los pliegos, los cuales encuentra deficientes, que se contrata con regalías y que el contrato sería por dos años.

Detrás de este proceso hubo muchos cuestionamientos porque el contrato anterior se lo ganó una empresa que pretendía volver a hacerse con este contrato. Se trata de Transportes Relaturg, de propiedad de Édgar Acosta Romero, quien ha manifestado sus intenciones de regresar a la política, luego de que fuese destituido e inhabilitado junto a siete concejales por la elección irregular del personero.

El contrato que se ganó Relaturg fue por 29.000 millones de pesos, desde marzo de 2018 hasta mayo de este año. Es decir, casi 150 millones de pesos al día.

En el contrato se dijo que la empresa cumplía con las medidas de seguridad para transportar a los niños, y que contaba con una flota de buses con todas las comodidades,  sin embargo, se pudo evidenciar que muchas veces los niños eran transportados en camiones con estacas,  averías, y algunos con documentos de Venezuela. Los conductores no tenían el curso del Sena que se requería y otros eran menores de edad.

Otra cosa que llama la atención es que John Fuentes, actual gobernador encargado de La Guajira, fue en ese entonces el representante legal del departamento, y Rita Deluque, hoy jefe de contratación de La Guajira, era en ese momento la apoderada legal de Realturg.

Al tomar el cargo, el gobernador John Fuentes fue cuestionado porque se decía que iba a entregar el contrato mediante contratación directa, y a dedo, a Relaturg, empresa que además ha sido cuestionada por estar presuntamente vinculada a las campañas de Nemesio Roys a la Gobernación de La Guajira  y Blas Quintero a la alcaldía de Riohacha. En la sede de la empresa hay vallas publicitarias de estos candidatos, así como en varios buses.

Además, ambas licitaciones fueron previas a una elección, la anterior a las elecciones legislativas y ésta a las regionales.