Actualidad

“Ante fallo de la Corte demostraré que soy inocente”: Gobernador Monsalvo

“Tengo tranquilidad en el alma y la fe intacta en que al final se hará justicia”, dijo el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco tras conocer la condena de la Corte Suprema de Justicia que lo encontró culpable del delito de corrupción al sufragante.

La lectura de la sentencia por parte de la Corte será dada a conocer el próximo 27 de julio y el mandatario podría enfrentar una condena entre 4 y 8 años de prisión.

En un comunicado, el gobernador dijo que apelará la decisión, porque está convencido que hizo lo correcto: “Confío en la justicia y cuento con todos los argumentos  que le permitirán a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia revocar esta injusta decisión”.

En el fallo, el alto tribunal, explicó que el gobernador del Cesar pactó con la población desplazada dejarlos en los predios de invasión a cambio del voto, lo que se constituye en un delito de corrupción al sufragante, además que la promesa la hizo sobre tierras ajenas lo que viola el derecho a la propiedad privada.

Según el fallo, cuyo magistrado ponente fue  Ariel Augusto Torres Rojas, Monsalvo Gnecco al realizar la promesa con los invasores, “canjeó su apoyo electoral de personas necesitadas e interesadas en permanecer en ese lugar, a cambio de que sufragaran en su favor”.

Monsalvo Gnecco pactó en 2011 dejar a los destechados en las invasiones Tierra Prometida, Emmanuel, entre otros, cuyos terrenos son de propiedad del constructor Óscar Guerra Bonilla.

Al llegar al poder, las familias reclamaron al mandatario la estadía en el lugar, toda vez que con el gobernador habían firmado un pacto que fue registrado en notaría.

Esta situación ha llevado a varias decisiones de jueces, entre ellas órdenes de desalojo de la comunidad y desacatos a tutela en contra de los alcaldes de turno, que a la fecha no se han llevado a cabo.