Internacionales

Avión militar que se accidentó en Filipinas deja 31 muertos, 54 heridos y 17 desaparecidos

El accidente de un avión militar en el sur de Filipinas ha dejado al menos 31 muertos y 54 heridos, mientras los equipos de rescate buscan a al menos 17 personas entre los restos calcinados del aparato.

Al menos dos de las víctimas mortales son civiles, mientras el resto de los fallecidos son soldados, indicaron las autoridades en una actualización a última hora de la tarde.

Jolo (Philippines), 04/07/2021.- A handout photo made available by the Joint Task Force Jolo- Armed Forces of the Philippines (JTF-AFP) shows debris of a Philippine Air Force C-130 cargo plane at the vicinity of Jolo airport, Sulu island, Philippines, 04 July 2021. In a statement released by the office of Defense secretary Delfin Lorenzana, a C-130 aircraft of the Philippine Air Force crashed while landing at the Jolo airport on July 04, with 92 soldiers on board including 3 pilots and 5 crew. As of the latest, 40 injured and wounded were rescued and 17 bodies recovered. (Filipinas) EFE/EPA/JTF HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Entre los supervivientes, 17 de los cuales fueron ingresados en un hospital militar de la región, también se encuentran 4 civiles.

La nave, un C-130 Hércules de cuatro motores, realizaba la maniobra de aterrizaje en un aeródromo de la isla de Jolo cuando se pasó la pista y no pudo volver a coger altura alrededor de las 11.30 hora local (3.30 GMT) hasta estrellarse contra un campo cercano.

«Al perder la pista de aterrizaje (el avión) trato de recobrar la potencia, pero no tuvo éxito y sufrió un accidente», indicó el comandante general de las Fuerzas Aéreas de Filipinas, Cirilito Sobejana, en un comunicado en el que precisó que la aeronave partió de una base en Cagayán de Oro, en la isla de Mindanado.

Las autoridades también elevaron a 96 la lista de personas a bordo de la aeronave, incluidos 3 pilotos y 5 miembros de la tripulación, aunque no especificaron si parte de los heridos y muertos civiles fueron sorprendidos en la zona donde se produjo el accidente.

En el interior del aparato viajaban soldados que en su mayoría acababan de graduarse e iban a ser desplegados en un batallón que combate contra varios grupos extremistas islámicos que se refugian en el remoto archipiélago de Jolo, en el suroeste de Filipinas.

Además de cinco vehículos militares.

El incidente causó una espesa nube de humo negro, conforme a los vídeos y fotografías publicadas en las redes sociales por testigos, mientras las llamas devoraban parte del aparato siniestrado.

Las autoridades desplegaron rápidamente un dispositivo de emergencia para buscar supervivientes y recuperar los cuerpos de los fallecidos entre los restos de la aeronave.

«Estamos haciendo todo lo que podemos para rescatar a los pasajeros» restantes, apuntó Sobejana.

Las autoridades han abierto una investigación para tratar de determinar las causas y motivos que han propiciado el siniestro.