Internacionales

Carlos III ya es oficialmente rey de Inglaterra

El Consejo de Ascensión firmó el acta de proclamación de Carlos III como nuevo monarca del Reino Unido y sucesor de Isabel II en el londinense Palacio de Saint James.

El ceremonial Consejo de Ascensión está integrado por relevantes figuras políticas y sociales del Reino Unido, así como por representantes de los 14 países de la Mancomunidad de Naciones (antiguos territorios británicos).

En su primer discurso el rey Carlos III afirmó que seguirá «el ejemplo» que dejó su madre, Isabel II, en su reinado, en el que se compromete a respetar los principios constitucionales y servir a los ciudadanos con dedicación.

Al término de su discurso ante un nutrido grupo de autoridades políticas y sociales, Carlos III también juró garantizar la protección de la Iglesia de Escocia (él es cabeza de la Iglesia Anglicana) y autorizó distribuir su declaración para que sea leída en Escocia, Gales e Irlanda del Norte, así como en los países de la Commonwealth.

Posteriormente, se sentó a firmar un documento que certifica que ha realizado el juramento, en presencia de la reina consorte, Camila, y el príncipe de Gales, Guillermo.

Carlos III volvió a aludir, como hizo ayer en un mensaje a la nación, al enorme pesar que su familia y todo el país sienten por la muerte de su madre, cuyo reinado no tuvo precedentes en «duración, dedicación y devoción».

«Es un gran consuelo para mí el pésame expresado por tantos hacia mi hermana y mis hermanos y que todo este afecto y apoyo abrumadores sean extendidos a toda la familia en nuestra pérdida», afirmó el rey en tono muy formal.

Dijo ser «profundamente consciente» del legado de Isabel II y de «los deberes y vastas responsabilidades de la soberanía» que ha heredado.

«Al asumir estas responsabilidades, me esforzaré por seguir el ejemplo inspirador que se me ha dado, al defender el gobierno constitucional y buscar la paz, la armonía y la prosperidad de los pueblos de estas islas y de los reinos y territorios de la Commonwealth en todo el mundo», manifestó.

También confirmó que mantendrá la práctica actual de ceder al erario los ingresos hereditarios, que son usados después para subvencionar a la familia real en su actividad oficial.