Regionales

Cartagena llegó al 100% en ocupación en las de camas UCI

Cartagena se encuentra en alerta máxima por el colapso repentino de las Unidades de Cuidados Intensivos.

La ciudad paso de tener una ocupación de camas del 87% al 100%, luego que la Clínica Cardiovascular Jesús de Nazareth, donde se desarrollaba el plan de expansión hospitalaria, suspendiera los servicios que prestaba para pacientes Covid-19. 

Blanca Mesa Santiago, gerente científica de la Clínica Cardiovascular Jesús de Nazaret,  indicó que no hay garantías de pagos por parte de las IPS y EPS, quienes les adeudan e imponen condiciones contrarias a la ley, luego que el centro asistencial ofertara 45 camas de Unidades de Cuidados Intensivos para pacientes Covid-19,  que incluye tanto camas de cuidados intermedios (18) y camas de cuidados intensivos (27).

«Muy a pesar de que estas Empresas Prestadoras de Servicios EPS, como aseguradora, les han garantizado los recursos financiero donde la norma obliga a los anticipos, sistemáticamente a la Clínica Cardiovascular Jesús de Nazaret le recompensan de forma indolente con cero pesos de retribución por el servicio y sin giro directo», sostuvo Blanca Mesa Santiago. 

La gerente científica de la Clínica Cardiovascular Jesús de Nazaret, añadió que en vista de lo anterior se vieron obligados a tomar la decisión de, «solicitar al Departamento Administrativo Distrital de Salud, DADIS, clausurar las 45 camas de expansión que fueron ofertadas por nuestra institución, para responder a la emergencia sanitaria que hoy en día enfrentamos por pandemia Covid-19». 

Johana Bueno, directora del  DADIS, conminó a las EPS e IPS concretar los acuerdos de pago acordados en las mesas de trabajo instaladas semanas atrás, con el propósito de garantizar el acceso a los servicios de salud de los cartageneros. 

“Si no disponen de esas camas, que las estamos necesitando, va a ser mucho más complejo salir adelante en medio de esta emergencia”, puntualizó Bueno.

El Departamento Administrativo Distrital de Salud activó un plan de contingencia con la ciudad de Barranquilla y Sincelejo para que, en caso de ser necesario, puedan recibir pacientes de Cartagena de Indias.