Nacionales

Comienzan diálogos regionales vinculantes para lograr Plan Nacional de Desarrollo

En su primera alocución presidencial, el jefe de Estado colombiano, Gustavo Petro dio un balance de los primeros días de su Gobierno asegurando que se están formando las bases para lograr un país en paz total.

En ese sentido, el mandatario habló de la importancia de conocer cada una de las necesidades de los colombianos en las diferentes partes del país, por eso invitó a la población a hacer parte de la creación del Plan Nacional de Desarrollo a partir de los diálogos vinculantes

“Quiero invitarlos a participar de los Diálogos Regionales Vinculantes. Un recorrido por 50 territorios en el que participarán funcionarios de distintos ministerios y otras entidades del Estado para conocer sus necesidades. Queremos acercarnos a ustedes, queremos oírlos. Desde hoy ustedes tienen la palabra”, dijo el presidente en su alocución.

Y a esto añadió, “50 territorios en todo el país. Allí en el territorio se convoca a la ciudadanía a dialogar. Desde hoy, ustedes tienen la palabra en el dialogo social. El primero de estos diálogos será este viernes 16 de septiembre en Turbaco, Bolívar. Será un espacio exploratorio, con una metodología definida por el Departamento Nacional de Planeación y diseñada para que los funcionarios del Gobierno Nacional escuchen a la ciudadanía y tomen nota de sus propuestas”.

En ese orden ideas, Petro indicó que cada propuesta será analizada e incluida, “este será un plan con carácter regional y territorial, donde las prioridades de la gente serán también las prioridades del Gobierno Nacional. Su norte y objetivo final será la construcción de un entorno de paz total, donde todas y todos podamos vivir en igualdad de condiciones. Una paz total construida sobre fuertes bases de Justicia Social, Justicia Económica y Justicia Ambiental. Sobre estos ejes construiremos un nuevo país para todos”.

Por otra parte, el mandatario habló de la conformación de su gabinete y de los viajes adelantados en los últimos días a diferentes zonas del país.

“Conformamos un gabinete paritario, con quienes empezamos a trabajar en las primeras reformas que harán de Colombia un país para todos y todas. Empezamos a recorrer el país, a ir a donde los gobiernos nunca habían llegado. Nos abrimos a escuchar a todos los sectores: desde los ciudadanos más pobres y las autoridades regionales hasta a los empresarios.”

Finalmente, cerró su intervención asegurando que es un gobierno por y para el pueblo, “las puertas del Gobierno están abiertas de par en par y pueden contar con que así se mantendrán. Porque este es un Gobierno para la gente, de todos y todas, sin importar en qué rincón de Colombia hayan nacido, cómo se apelliden o a quién hayan votado”.