Actualidad

Con muestras culturales y mucha asistencia, se inauguró el nuevo comedor universitario de la UPC

Llegó a su final el incómodo momento en que estudiantes de la Universidad Popular del Cesar debían decidir si comían o si iban a sus casas, para luego regresar a culminar clases en ‘la u’. El Gobierno Lo Hacemos Mejor entregó un comedor universitario a la UPC sede Sabana, para beneficiar a más de 15 mil futuros profesionales.

“Se acabó la época de escuchar decir a un estudiante que ha pasado todo el día sin probar un alimento, que llevan todo el día dando clases sin comer, porque eso era la constante o estudiantes que por el hambre veían deteriorado su nivel académico o incluso tenían que retirarse por afectaciones de salud”, señaló Juan Nacimiento, representante de los estudiantes ante el Consejo Superior Universitario, en el acto de entrega oficial de este moderno espacio.

Este comedor, de dos pisos y con ascensor para personas con movilidad reducida, tiene capacidad para atender en el mismo momento a 420 estudiantes, baños, cocinas dotadas, 115 mesas, cuarto frío, entre otras características que lo hacen plenamente funcional para los requerimientos.

“La mayoría de nuestros estudiantes pertenecen a los estratos 1 y 2, que son los que se van a beneficiar. Desde la Oficina de Bienestar hicimos una convocatoria en la que se inscribieron 1.900 estudiantes, de los cuales 1.600 van a ser beneficiados directamente con la operación, inicialmente”, dijo Rober Romero Ramírez, rector de la Universidad Popular.

Ahora con esta infraestructura entregada por el Gobierno del Cesar, “los estudiantes podrán acceder a almuerzos a $2.000 entregados por la universidad, de esta manera los universitarios podrán tener las garantías de alimentación en el claustro educativo para permanecer”, como lo dice la secretaria de Educación, Pamela García.

Para cristalizar el sueño de los upecistas de tener este comedor, el Gobierno Lo Hacemos Mejor destinó una partida presupuestal de $3.990 millones, incluyendo también un componente cultural con tres figuras Iku, que hacen homenaje a los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta.

“Estudiar con hambre no es fácil, por eso era necesario e importante contar con un comedor universitario, así lo concibió en su momento en el Plan de Desarrollo el gobernador Luis Alberto Monsalvo y hoy cuenta con la dotación necesaria para prestar un servicio digno, porque tenemos un sentido de pertenencia por la UPC, que es la universidad de los cesarenses y de aquí deben salir los egresados que nos representen con dignidad”, dijo el gobernador, Andrés Meza.

Este comedor se suma, en inversiones de infraestructura, al aulario dotado que el Gobierno del Cesar entregó a la sede Aguachica de la Universidad Popular, para aumentar cobertura y oferta académica, con $23 mil millones; al igual que la piscina olímpica y el coliseo de gimnasia que se construye en la sede Sabana, en Valledupar; además se gestiona, con el inicio de las operaciones del SIVA, garantizar rutas de transporte que lleven a los universitarios hasta las aulas de clases.