Politica

Concejo Municipal debatirá sobre la prestación del servicio de salud en zona rural de Valledupar

El Concejo Municipal de Valledupar aprobó la proposición N°037 en la que se hace referencia a las condiciones actuales que enfrentan las poblaciones de los territorios rurales del municipio de Valledupar, las cuales se exponen a múltiples riesgos en materia de salud por la ausencia en la prestación del servicio en condiciones de calidad, oportunidad, eficiencia y continuidad.

Según divulgaron los concejales, en los corregimientos los puestos de salud no cuentan con la suficiente dotación de equipos médicos para garantizar al menos labores de primeros auxilios, asistencia indispensable para el debido control de las contingencias en la salud.

Ante esta situación la Concejal, Thelma Gómez Strauch, manifestó la preocupación por los corregimientos tanto del norte como del sur del municipio, lo que a su juicio se constituye en una lamentable situación que debe corregirse en lo inmediato.

“Genera mucha tristeza llegar a los puestos de salud de Guaymaral, El Perro y Los Venados y ver que las camillas están oxidadas, los pisos, las paredes deterioradas; no hay absolutamente nada, no se cuenta con un médico, y el que está atiende una población de más de 7 mil personas, ya que le toca Caracolí y las zonas veredales” indicó Gómez Strauch, quien agregó que en los corregimientos no se cuenta con una infraestructura adecuada para la prestación del servicio de salud, por cuanto todas esas zonas tienen un abandono total por parte de la sectorial salud municipal.

La corporada señaló que en lo que va del año 2020 la secretaría de Salud Municipal no ha realizado una brigada de atención en las poblaciones descritas, situación que se complejiza por la falta del Sisbén para muchos de los habitantes de estos territorios.

Por su parte el concejal Jorge Luis Arzuaga, indicó que la institucionalidad en los últimos años le ha restado todo crédito a la atención en salud de los territorios rurales de la ciudad. “Hoy observamos que en el área rural cuando el médico formula una receta, es la población la que debe trasladarse a la ciudad si desean obtener el medicamento el mismo día, si no debe esperar dos o tres días que desde Valledupar la EPS lo remita. Lo que quiere decir que no se está cumpliendo con los principios de oportunidad del servicio que regula el sistema de salud”.

Arzuaga aseveró que la sectorial de Salud municipal no hace lo que le corresponde para que esta exigencia se cumpla en los territorios rurales y mientras tanto las personas fallecen, se afectan en su estado de salud o se ven obligadas a desplazarse de manera permanente a la ciudad, para estar cerca a los puestos de salud y ser atendidos en su contingencia.

“La sectorial de salud local tiene la competencia para realizar convenios con el Hospital Rosario Pumarejo, empresarios privados o con la sectorial de Salud departamental con el fin de acercar los servicios de medicina especializada a los territorios rurales y así evitar ese desplazamiento masivo que hay de la ruralidad hacia la urbanidad, en virtud de la ausencia de la prestación de estos servicios en los territorios”.

Así las cosas, de los 25 corregimientos de Valledupar, solo cinco tienen presencia de un médico, lo que indica claramente que la salud en el área rural no es precisamente una prioridad para la institucionalidad, que además carece de transporte ambulatorio rural en Valledupar.

En este sentido el concejal Jorge Luis Arzuaga fue muy crítico al señalar que, el avance no puede ser a paso de tortuga, por cuanto Valledupar está para avanzar a pasos agigantados. “Se necesitan soluciones de fondo ya que ese es el clamor de las comunidades rurales en el municipio de Valledupar”, concluyó el corporado.

Cabe destacar que a este debate fueron citadas la secretaria de Salud local, Lina de Armas, el gerente de la ESE Eduardo Arredondo Daza, Holmer Jiménez. Asimismo, se extendió la invitación al Personero Municipal, Silvio Cuello; a Inspectores municipales, a representantes de los consejos comunitarios Afrodescendientes y de los pueblos indígenas de Valledupar; medios de comunicación, líderes cívicos y a la comunidad en general.