Actualidad

En el departamento del Cesar, se han realizado más de 5.000 pruebas de Covid-19 para frenar el virus

Un total de 16 municipios se han visto beneficiados de la estrategia Coronavida, con la que el gobierno del Cesar busca frenar el Covid-19, para lo cual ha realizado 5.255 pruebas y ha entregado más de 15 mil tapabocas.

Además de esto, la Secretaría de Salud Departamental ha brindado educación sobre medidas de protección, prevención y autocuidado, a cientos de hogares y personas que han  recibido la visita de los equipos de la estrategia.

El objetivo de la campaña es cortar cadenas de transmisión del Covid-19, mitigando el impacto de la pandemia en el departamento.

Los municipios que se han beneficiado de la estrategia son: Pailitas, Manaure, La Paz, La Jagua de Ibirico, San Diego, Pueblo Bello, Codazzi, Aguachica, San Alberto, González, San Martín, La Gloria, Bosconia, Chiriguaná, El Paso y Becerril.

Según el secretario de Salud, Hernán Baquero Rodríguez, la gira ha sido un ejercicio importante, en donde la estrategia ha tenido una alta aceptación por parte de la comunidad, y mucho apoyo de las administraciones municipales, que están comprometidas en articular esfuerzos para lograr que los cesarenses se cuiden frente al virus, ya que éste aún está presente, y lo que se necesita, tras la apertura de los diferentes sectores, es que la población asuma y acepte la ‘nueva normalidad’, evitando que se disparen los casos y sea necesario retornar a medidas restrictivas como cierres parciales o totales.

“Este trabajo en equipo va a impactar en la ciudadanía de manera positiva; es importante decir que hay unos municipios más receptivos que otros, pero estamos seguros que en la medida en que lleguemos a los municipios y que mantengamos esa frecuencia en la realización de pruebas y en el ejercicio de educación, vamos a sensibilizar a más personas y vamos a mitigar en corto tiempo el Covid-19, en todo el departamento”, dijo el funcionario.

La realización de pruebas será una tarea continua en cada territorio, inicialmente proyectada hasta el mes de diciembre, tiempo en el cual se revisará el cumplimiento de las metas trazadas, así como la dinámica de la pandemia, para analizar de la mano del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Salud, el paso a seguir y la continuidad o no de la estrategia PRASS.