Actualidad

Habitantes del Cruce en Chiriguaná afectados en su salud por derramamiento de químico

Desde el pasado viernes, el derramamiento de un químico por parte de un camión cisterna averiado perteneciente a la organización Terpel y operado por la empresa Panamericana de Transporte S.A., ha generado emergencia sanitaria en la comunidad en el Cruce La Sierra, jurisdicción del municipio de Chiriguaná, donde sus habitantes tienen problemas en su salud, además del daño a la flora y fauna que es alarmante.

Por ello, el día de ayer la comunidad salió a protestar y cerraron la vía en espera de una respuesta por parte de las autoridades, ya que hoy se cumplen ocho días y hasta ahora el problema no se ha resuelto, mientras el químico se expande cada vez más por las constantes lluvias. Entre tanto, Corpocesar evidenció retrasos en el plan de contingencia por parte de la empresa y una grave afectación ambiental.

Al respecto, Marelis Valencia, presidenta de la Junta de Acción Comunal del Cruce en Chiriguaná, manifestó que la situación es de extrema alarma, ya que muchos habitantes están presentando problemas de salud, como vómitos, ardor en los ojos, afectaciones en la piel y respiratorias.

A esto se le agrega la cantidad de animales muertos, la pérdida de pasto y árboles; así como la imposibilidad de trabajar para muchos padres y madres de familia que viven de las ventas en la vía.

“Corpocesar envió un delegado, elaboraron un acta y formularon un requerimiento ante la empresa, pero aseguraron que a ellos no les compete el problema que tiene la comunidad. Por ellos lanzamos un S.O.S y pedimos a las autoridades que se pongan la mano en el corazón para buscar alternativos, porque esto podría ponerse peor”, afirmó la líder.

Nubia Fragoso, habitante afectada, dijo que el químico es un veneno para los pobladores de esta zona, incluso varias personas han sido llevadas a l centro asistencial de Chiriguaná con vómito, diarrea y hasta botando espuma por la boca.

En la protesta hizo presencia la policía y el alcalde municipal, Iván Caamaño, quien también sufrió los efectos del veneno, pero el problema aún sigue sin ser resuelto.

Los síntomas que están presentando los miembros de la comunidad son ardor en la piel, ojos y garganta, lo que les provoca posteriormente dificultades respiratorias junto con diarrea y vómitos, reiteró la vecina.

DEMORAS EN EL PLAN DE CONTINGENCIA

Jorge Luis Fernández, director de Corpocesar, manifestó que luego de la inspección técnica en el lugar, se evidenció que se presentaron retrasos en el plan de contingencia para atender esta emergencia, por parte de la empresa propietaria del vehículo que transportaba el químico.

El fin de semana, Corpocesar realizó una inspección, de la cual se elaboró un concepto técnico que fue radicado en la oficina jurídica para adoptar las acciones legales correspondientes.

La Corporación realizará el seguimiento correspondiente a la atención de la contingencia y al nivel de los impactos ambientales causados.