Internacionales

Lucha antidrogas, tema central de la agenda del secretario Blinken en Colombia

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, comienza este lunes una gira latinoamericana para acercar posturas con Colombia, Chile y Perú, ante el giro a la izquierda de sus gobiernos, la crisis migratoria y la creciente influencia de China en la región.

El líder de la diplomacia estadounidense mantendrá encuentros de alto nivel con el presidente Gustavo Petro, en Bogotá; con el chileno, Gabriel Boric, en Santiago, y con el peruano, Pedro Castillo, en Lima, donde también participará en la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Acompañado de Juan González, el principal asesor para Latinoamérica del presidente Joe Biden, Blinken intentará sortear las diferencias ideológicas con esos mandatarios para explorar áreas de cooperación en materia migratoria y de combate al narcotráfico.

En una llamada con periodistas, el encargado de América Latina en el Departamento de Estado, Brian Nichols, dijo que el acercamiento a estos tres Gobiernos no está relacionado con su postura ideológica.

“No juzgamos a los países en función de su posición en el espectro político, sino en función de su compromiso con la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos”, señaló.

La primera parada de la gira será en Colombia, que históricamente había sido el gran aliado de Estados Unidos en la zona.

Washington observa con mucha atención la reciente llegada al poder de Petro y su oposición frontal a la guerra contra el narcotráfico patrocinada por Estados Unidos durante décadas.

Blinken le propondrá una “estrategia integral” para frenar el tráfico de drogas que ponga énfasis en las alternativas para los campesinos de cultivos ilícitos y la defensa del medioambiente.

El acercamiento de Colombia con Venezuela, cuyos Gobiernos acaban de restablecer relaciones diplomáticas, también estará en la agenda del secretario de Estado en su visita a Bogotá.

Washington quiere que Petro intermedie para que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, reanude el diálogo con la oposición interrumpido en 2021.

En medio de la crisis energética por la guerra de Ucrania, Estados Unidos ha prometido aliviar sanciones al país petrolero si el gobierno de Maduro se sienta con los opositores.

Además, Blinken visitará en Colombia una estación migratoria para demostrar su apoyo al estatuto temporal para migrantes venezolanos, una política que considera un ejemplo para el resto de países.

Petro, entre tanto, en su discurso ante la 77 Asamblea General de la ONU de hace un par de semanas, demandó de la comunidad internacional y de EE. UU. cambios en la política antidrogas, en las economías de petróleo y carbón y un apoyo decidido para salvar la Amazonía: “Denle un golpe de razón a su poder. Prendan de nuevo las luces del siglo. Cuarenta años ha durado la guerra contra las drogas, si no corregimos el rumbo y esta se prolonga otros 40 años, Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2.800.000 jóvenes por fentanilo, que no se produce en nuestra América Latina”.