Regionales

Presidente de la CUT en el Atlántico denuncia amenazas en su contra

El Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT,  Seccional Atlántico, Javier Bermúdez, denunció que fue objeto de amenazas en contra de su vida, a través de una llamada telefónica que recibió el sábado en horas de la tarde.

El sindicalista, quien manifestó estar sorprendido por la intimidación.

«me habían hecho como unas cuatro o cinco llamadas; la última la respondí y del otro lado de la línea telefónica, un tipo me decía, doctor Javier, al preguntarle yo, ¿quién era? me respondió que  ya sabía en dónde vivía yo, qué era lo que estaba haciendo y que me iban a estallar», indicó el defensor de derechos humanos.

Tras la amenaza, se activó una ruta de acompañamiento y protección, por parte de las autoridades, para garantizar la seguridad del presidente de la central obrera y de su familia.

«De manera casi que inmediata, a lo que se activó la ruta, estaban en las puertas de mi casa y me hicieron el total acompañamiento, tanto la Policía como tal, su órgano de inteligencia, la Sipol, la Sijín, mis escoltas», agregó.

Sobre el posible origen de las amenazas, el directivo cree que se derivan de su actividad al frente de diversos procesos judiciales y denuncias sobre acciones delincuenciales.

«El proceso que hemos denunciado nosotros, de organismos o de fuerzas oscuras, de extrema derecha que se han reorganizado, se viene ya dando y se evidencia, y es obvio que, en el evento en que yo vengo denunciando los temas al interior de ICBF, los temas de tierras, Autónoma, materno infantil de Soledad, bandas criminales, narcotráfico y microtráfico y los temas de algunos paramilitares que salieron, y de los cuales yo soy parte civil de los procesos», señaló el abogado.

A través de un comunicado la directiva de la CUT rechazó el hecho y reclamó protección para la vida del sindicalista.

«La CUT – Atlántico, solicita a las autoridades competentes realizar las investigaciones necesarias para aclarar los hechos porque consideramos que los hechos sucedidos el día 20 de febrero de 2021, contra el compañero Bermúdez son una sentencia de muerte. Exhortamos a las organizaciones filiales y defensoras de Derechos Humanos a pronunciarse contra estas amenazas.