Internacionales

Sismo en Filipinas ya deja seis muertos y al menos cuatro desaparecidos

Las autoridades de Filipinas informaron este viernes de que se elevaron a seis los fallecidos por el terremoto que sacudió al país el pasado miércoles, mientras que al menos cuatro personas siguen desaparecidas y son cerca de 80.000 los damnificados.

Los decesos se produjeron es las provincias de Abra, Montaña y Bengued, todas localizadas en la isla de Luzón, la más poblada de Filipinas y donde también se asienta la capital.

Mientras, los equipos de búsqueda y rescate mantienen las labores para localizar a otros cuatro desaparecidos en las regiones de Abra y Montaña, dos de las provincias más afectadas por el sismo, según explicaron a Efe fuentes del servicio de emergencias nacional.

La tragedia también ha dejado hasta el momento por lo menos 136 heridos y unas 7.300 personas evacuadas, de las cuales más de un millar todavía no ha podido regresar a casa, por lo que permanecen en centros de evacuación.

Las autoridades mantuvieron este viernes la alerta para nuevas réplicas del terremoto de magnitud 7,0 que sacudió el país el miércoles, que ya superan el millar, en tanto que la provincia de Abra declaró la víspera estado de calamidad por “la destrucción de casas, edificios y puentes que ha paralizado la actividad comercial”.

“Debido a las réplicas continuas que todavía ocurren, las autoridades han recomendado a algunas familias no volver a sus casas” hasta que “se evalúen los daños”, dijo el portavoz del Consejo Nacional para la gestión y reducción de daños de desastres naturales, Mark Timbal, al medio local ABS.

El fuerte seísmo, registrado a las 8.43 hora local (00.43 GMT) del miércoles, provocó daños en casi una treintena de ciudades y afectó a edificios históricos e instalaciones de infraestructura, en unos perdidas materiales que ya sobrepasan los 48,3 millones de pesos filipinos (unos 850.000 euros o 875.000 dólares).

En Vigan, la ciudad colonial española mejor preservada, una catedral del siglo XVI y numerosos edificios históricos han resultado dañados.

“Las labores de evaluación de daños en edificios históricos todavía no ha terminado por temor a derrumbes” en medio de las continuas réplicas del seísmo, declaró a Efe la portavoz del servicio de Emergencias de Vigan, Neela Alquiza.

Filipinas se asienta sobre el llamado ‘Anillo de Fuego del Pacífico’, una zona que acumula alrededor del 90 % de la actividad sísmica y volcánica del mundo, y que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.