Nacionales

A prisión fueron enviados tres policías responsables de la muerte de un futbolista en Cartagena

Cuatro meses después de la muerte de Harold Morales, un joven futbolista cartagenero de 17 años; un juez penal municipal de Cartagena envío a la cárcel a tres uniformados de la Policía señalados como presuntos responsables de este asesinato en el barrio San Francisco, al nororiente de la ciudad.

De acuerdo a la Fiscalía General de la Nación, los uniformados, identificados como Octavio Porras, Iván Darío Olivo y Juan Esteban Gómez, señalaron en su reporte oficial que la víctima hacía parte de una pandilla y les había disparado con un arma artesanal. Sin embargo, tras recolectar evidencia se demostró que esta versión inicial sería falsa.

La investigación da cuenta de que el día de los hechos, el patrullero Olivo, al parecer, golpeó al menor de edad sin justificación alguna. Posteriormente, Porras Vides le habría disparado con el arma de dotación. Los tres uniformados en el reporte oficial señalaron que la víctima hacía parte de una pandilla y les había disparado con un arma artesanal, la cual fue sometida a cadena de custodia por el patrullero Gómez. Explica el ente acusador.

La directora especializada contra las violaciones a los derechos humanos de la Fiscalía, Deicy Jaramillo, explicó que las pruebas periciales de balística concluyeron que el artefacto hechizo que, según la versión de los uniformados usó el adolescente, no era apto para disparar.

A los uniformados, que fueron enviados a la cárcel de Sabanalarga, Atlántico, les fueron imputados los delitos de homicidio agravado, favorecimiento al homicidio y falsedad en documento público.