Regionales

Adjudican contrato para ampliar la Universidad Nacional sede de La Paz

Ya está lista la adjudicación del contrato para adelantar la etapa 1, fase II, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede de La Paz, que permitirá aumentar la cobertura de 1.300 a 2.500 estudiantes. La ampliación y readecuación del campus estaría lista en 2024.

La etapa precontractual de la obra se dará mediante el mecanismo de “administración delegada”, en el cual se establece que la obra se ejecuta por cuenta y riesgo del contratante a través de un constructor (contratista), quien solo es el delegado, a cambio de unos honorarios previamente pactados.

“Para ello se seleccionó a la Constructora Obreval y estará bajo la interventoría del Consorcio UNAL La Paz”, afirma la profesora Marcela Camacho Navarro, vicerrectora de la UNAL Sede de La Paz, y agrega que el proceso de licitación se puede consultar en la página http://contratacion.bogota.unal.edu.co

Con respecto a cómo nació la idea, la académica relató que la Fase I se construyó con dineros de regalías y la construcción estuvo a cargo de la Gobernación del Cesar.

“Así se logró formar parte del diseño original, pero para cumplir con las necesidades de los seis programas de pregrado que ofrece la Sede, proyectar nuestros posgrados y garantizar nuestros ejes misionales (docencia, investigación y extensión), es necesario completar la infraestructura”.

La construcción de la Sede se proyectó como un complejo de edificios propicio para amortiguar las condiciones climáticas de la región. Se intenta ser eficiente con el uso de la energía, no tanto por dispositivos añadidos, sino por la manera inteligente como se trazarán las edificaciones, aprovechando las orientaciones norte-sur.

El profesor Edinson Henao Carvajal, arquitecto y diseñador de la UNAL Sede de La Paz, amplía que “serán seis edificios que convergen en un solo conjunto. La planta baja se destinará para bienestar estudiantil, ya que, por estar ubicada en una zona rural, a media hora de Valledupar, la comunidad universitaria necesita tener fácil acceso a servicios de alimentación y espacios de bienestar comunitario”.

“El restaurante tendrá capacidad para atender a 300 personas, que serán servidas por una cocina industrial, pensada con los últimos estándares de calidad. Los otros cinco edificios serán destinados a laboratorios de investigación. La parte estructural  vigas y columnas– quedará en la parte externa y la parte importante queda dentro de los edificios”.

Debajo del área destinada a los laboratorios se construirá una gran plaza para actividades extracurriculares como conciertos y eventos culturales, entre otras. “Lo anterior se pensó por las altas temperaturas de la región y por las dificultades para tener espacios habitables para el día a día”, anotó.

Según el profesor Henao, la arquitectura concebida en la UNAL es funcional, sencilla y sobria.