Internacionales

Caravana de inmigrantes hondureños fue detenida con violencia por la policía de Guatemala

La Policía de Guatemala lanzó este domingo gas lacrimógeno sobre una caravana de miles de migrantes que va rumbo a Estados Unidos, con el fin de que desistan de su propósito, constataron reporteros de la AFP.

Después de que la caravana, que tiene unos 6.000 miembros según la policía, insistiera en avanzar, los agentes usaron el gas lacrimógeno, haciéndola retroceder unos 200 metros.

La caravana intenta atravesar alcanzar el siguiente objetivo, México, que ya blindó su frontera. Unos 9.000 migrantes habían entrado inicialmente al país, según la estimación preliminar de las autoridades. 

«No van a poder pasar», advirtió el director general de Migración, Guillermo Díaz, al lamentar que se expongan a niños y ancianos en la marcha, y exhortando a los migrantes al retorno voluntario. 

Guatemala puso a disposición camiones y autobuses para que los migrantes regresen a Honduras y, según el último reporte de Migración, cerca de un millar ya había sido devuelto a la frontera, entre ellos 163 niños.