Actualidad

Contraloría detecto hallazgos con incidencia penal y fiscal por contratos Covid-19 suscritos por la alcaldía de Valledupar

De acuerdo a una auditoría gubernamental con enfoque integral, modalidad especial, la Contraloría Municipal de Valledupar, encontró seis hallazgos administrativos y disciplinarios, de los cuales dos tienen incidencia penal y tres fiscal, por el monto de 143 millones de pesos, en el proceso contractual celebrado por la Alcaldía de Valledupar, en el marco de la emergencia manifiesta por la pandemia del Covid-19.

El ente de control durante el proceso analizó 80 de 109 contratos celebrados durante la emergencia por el ente territorial, es decir, una muestra del 73,4%, que representa un monto de 2.200 millones aproximadamente.

Los 109 contratos celebrados, ascienden a la suma de 2.600 millones de pesos aproximadamente, la auditoría realizada se instaló en el mes de marzo y finalizó el pasado mes de julio de 2020.

Mary Flor Therán Puello -Contralora del municipio de Valledupar

La Contraloría Municipal de Valledupar, notificó formalmente al alcalde Mello Castro, sobre estos hallazgos, quien tiene ocho días para presentar los respectivos descargos que permitan resarcir las irregularidades detectadas.

Según publica la página oficial de la Contraloría Municipal de Valledupar, el primero de los hallazgos es la falla en la remisión de los actos o contratos, ya que la Contraloría General de la República, exige a todas las instituciones públicas, informar sobre los contratos celebrados durante la emergencia sanitaria nacional por el coronavirus.

La Alcaldía de Valledupar no lo hizo, y por lo tanto incurrió en un hallazgo administrativo con incidencia disciplinaria, según lo establece el artículo 43 de la Ley 80, numeral 6, de la Contraloría General de la República.

El segundo hallazgo, también administrativo con incidencia disciplinaria, corresponde a la desactualización en la publicación de los procesos contractuales en el Secop.

El siguiente, es el análisis del contrato 324 de 2020, relacionado al suministro de alimentos, cuya irregularidad está en el proponente, ya que fue suscrito con el gerente de Mercaupar, cuya dependencia municipal, tiene como misión el alquiler de los locales, y no la comercialización de productos alimenticios.

Se adquirieron 9.615 mercados por el valor de $52.000 cada uno, para un total de 499.980 millones de pesos. Se compraron 8 y luego se adicionaron 1.615 kits de mercado. Este hallazgo también tiene incidencia disciplinaria.

El cuarto hallazgo localizado, fue en el contrato 307 de 2020, correspondiente al plan de medios, cuyo objetivo era la divulgaciones de las actividades y acciones inherentes a la emergencia sanitaria por el Covid-19 a través de los medios de comunicación, con un monto de 93 millones de pesos. En este caso, además de la incidencia disciplinaria, hay penal, y fiscal, por presunto detrimento patrimonial.

El contrato 3019 de 2020, suscrito con Creciendo con Cultura, por 50 millones de pesos, para la logística del personal en el cumplimiento de acciones vinculadas a la emergencia, tampoco está bien justificado y se evidencia el mal uso de los recursos en medio de la pandemia. Representa un hallazgo administrativo con presunta incidencia disciplinaria, penal y fiscal.

El último hallazgo corresponde al contrato 251 del 23 de marzo de 2020, relacionado a los honorarios por la prestación de servicios profesionales por $5.936.000. Representa una falta administrativa con presunta incidencia disciplinaria.