Actualidad

Corpocesar adelanta proceso sancionatorio contra la alcaldía de Valledupar por contaminación del río Guatapurí

La Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, inició procesos sancionatorios en contra de la alcaldía de Valledupar, y personas particulares, por la disposición de escombros y otros residuos sólidos en el lecho del río Guatapurí.

Así lo confirmó el director de la entidad, Jorge Luis Fernández, al indicar que “hemos iniciado varios procesos sancionatorios en contra de la administración municipal y personas naturales que hacen disposición inadecuada de residuos de construcción en las márgenes izquierda y derecha del río”.

La Procuraduría General de la Nación y el Tribunal Administrativo del Cesar, cada organismo desde sus competencias, habían requerido acciones urgentes para la salvaguarda del afluente.

El Ministerio Público solicitó al alcalde de Valledupar, Mello Castro González y al director de la Corporación Autónoma del Cesar, Corpocesar, Jorge Luis Fernández, salvaguardar el río Guatapurí por la aparente afectación ambiental a la que ha estado expuesto por la presencia permanente de residuos sólidos de construcción y demolición en esta zona de la ciudad.

El ente de control reiteró en la urgencia de adelantar gestiones técnicas, administrativas y presupuestales articuladas con el departamento de Policía que eviten la disposición de los residuos y escombros en la cuenca hidrográfica por parte de los pobladores.

La entidad también requirió la instalación de un CAI en la margen derecha del río para evitar que se arrojen elementos contaminantes a este y, si es el caso, se proceda a la aplicación de comparendos ambientales a los infractores si es necesario por la posible vulneración y amenaza a los derechos colectivos al goce de un medio ambiente sano.

Entre tanto, el Tribunal Administrativo del Cesar ordenó la protección de la cuenca del río Guatapurí, desde su nacimiento hasta su desembocadura, tras fallar a favor una acción popular instaurada por un grupo de ciudadanos en Valledupar ante el deterioro del afluente por factores como la contaminación, desviación y deforestación, entre otras afectaciones.