Judicial

Dos capturados por muerte del médico Walfran Suárez en su residencia de Valledupar

Los hechos que terminaron con la vida del funcionario de la secretaría de Salud Departamental y exgerente del Hospital Rosario Pumarejo de López Walfran Suárez Infante, de 52 años de edad mediante asfixia, son materia de investigación por parte de las autoridades judiciales quienes ya efectuaron la captura de dos sujetos de nacionalidad venezolana que se encontraban en el interior de la vivienda con el exfuncionario departamental.

Los presuntos responsables del atroz crimen fueron identificados como Nolvis José Murillo Murillo y Adrián Eduardo Garmendia Romero, quienes se encontraban al interior de una vivienda en el barrio San Joaquín, de Valledupar, donde terminaron con la vida del médico natural de Chiriguaná (Cesar) en la carrera 16 con calle 9 del sector mencionado.

Según los primeros informes de las autoridades, el homicidio ocurrió presuntamente cuando el miembro activo de la Reserva del Batallón Bimur, se disponía a ingresar a su vivienda luego de salir a realizar ejercicios y fue atacado por dos hombres que se encontraban con él en su vivienda, por lo que al enfrentarse a ellos fue asfixiado.

“El homicidio es objeto de investigación debido a que tenemos dos personas capturadas, uno convivía con la persona asesinada y el otro conocía a uno de los habitantes de la vivienda, los cuales, al parecer, inician una discusión al interior de la misma quienes aparentemente asfixian a Suárez Infante”, explicó el Coronel Lácides Ramos Blanco, Comandante de la Policía Cesar.

Del mismo modo, el alto mando indicó: “Los ciudadanos una vez escuchan los gritos y observan a una persona en el techo dan aviso a la Policía y se logra establecer la escena y dar captura a las dos personas. Lo que sí está claro es que los sujetos eran conocidos del occiso”.

De los hechos registrados en el barrio San Joaquín donde falleció el exgerente del hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar, se manejan dos hipótesis: un crimen pasional y un hurto.

“Uno de ellos supuestamente mantenía una relación con el médico, eso lo que se dice en el sector”, comentó un vallenato de la zona, quien por motivos de seguridad pidió la reserva de identidad.

Los supuestos responsables del crimen fueron trasladados y custodiados por las autoridades, hacia la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Valledupar, para ser dejados a disposición de la fiscalía en turno y hoy le serán legalizadas sus capturas.