Actualidad

Durante el desarrollo del Festival Vallenato circularon 300 mil millones de pesos en la ciudad

Enamorados de Valledupar, así se fueron los turistas que durante el Festival de la Leyenda Vallenata llegaron a la capital del Cesar a escuchar música de acordeón, dejando un movimiento económico de 300.000 millones de pesos, que permitieron reactivar el aparato productivo en la ciudad, luego de dos años difíciles a causa de la pandemia.

A Valledupar llegaron 137.672 turistas de todo el territorio nacional, con una participación del 5% de visitantes extranjeros. El 43% llegó de la Costa Caribe, 25% del resto del país, 15% de Bogotá y el 13% de otros municipios del Cesar, informó José Luis Urón, presidente de la Cámara de Comercio de Valledupar al entregar el Balance Comercial y Turístico del 55° Festival de la Leyenda Vallenata que se realizó en homenaje a Jorge Oñate.

“Definitivamente Valledupar sigue siendo un destino empresarial, comercial y de servicios, sin embargo, hay que ajustar algunas situaciones de costos en transporte y hospedaje; además de trabajar en la capacidad hotelera de la ciudad que no es suficiente para recibir la invasión de turistas que llegan a gozar la música vallenata y que este año aumento en 9% en comparación al festival presencial de 2019”, aseguró.

El promedio de gasto por persona fue de $2.268.571 siendo la mayor inversión en alojamiento (27%), transporte (21%), alimentación (15%) y asistencia a eventos (13%). A esto se le agrega que el 34% de los turistas llegaron en vehículo propio, 32% en transporte público terrestre, 23% en transporte aéreo; el resto entraran a la ciudad con familiares y amigos o vehículos en alquiler.

Es importante señalar, que los 137.000 turistas, 28.000 llegaron a Valledupar exclusivamente para el festival, de los cuales el 27% disfrutó de los concursos de acordeón, 16% el desfile de piloneras y el 14% disfrutó de la competencia de Canción Inédita, lo que indica que la mayoría de las personas buscan disfrutar principalmente de los eventos públicos en la plaza Alfonso López y los parques donde gratuitamente se disfrutó de los eventos.

“Está demostrado que la gente viene a Valledupar a escuchar acordeones, piquería y de los espacios libres como la plaza Alfonso López, inmediaciones del río Guatapurí, parque La Provincia y lugares turísticos por excelencia en la ciudad. Valledupar hoy se viste ante el mundo como un destino turístico y de servicios, la reactivación económica se logró en la forma esperada, el sector hotelero en los últimos registró una ocupación de 92%, y los bares y gastrobares superaron el 150%; en definitiva, el Festival sigue siendo la plataforma de lanzamiento económico de la capital del Cesar”, reiteró Urón.
Dentro del análisis realizado por la Cámara de Comercio con un universo de 2.776 encuestados, durante las fiestas 3% de los asistentes a los eventos fueron víctimas de hurto.

Se hace necesario seguir vendiendo territorio, hay una percepción negativa de los habitantes de que Valledupar es una tierra peligrosa, mientras que los turistas tienen otra perspectiva, y más del 92% aseguraron que vale la pena volver, convirtiéndose en embajadores de Valledupar ante el país y el mundo.

A pesar de este balance positivo de reactivación, el presidente de la Cámara de Comercio de Valledupar admitió que detectaron algunas falencias en servicios, es decir, en capacidad hotelera y el abultamiento de precios que fue la principal queja de propios y visitantes.

“Hay que trabajar con llamado de atención especialmente con Secretaría de Gobierno, para evitar la especulación y buscar alternativas para que el turista regrese. De los casi 140.000 turistas que llegaron, el 30% utilizó los hoteles, pero se rebosó la capacidad, muchos fueron devueltos y eso es injustificable; en eso trabajaremos de la mano con el gremio”, dijo.

En cuanto a la versión 18 de Expofestival, se determinó la participación de 508 expositores con una asistencia de 119.000 personas. Además se lograron generar 1.413 empleos y ventas superiores a los 500 millones de pesos.