Regionales

El ICA desarrolla actividades para controlar la presencia de rabia en el departamento del Cesar

Funcionarios del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, adelantan actividades de control para reducir los riesgos sanitarios ante brote de rabia de origen silvestre en Valledupar. 

Ante las notificaciones realizadas por los productores del corregimiento de Los Venados, en el municipio de Valledupar, mediante las cuales se reportaron mortalidades de bovinos y equinos, los profesionales del ICA visitaron oportunamente los predios, analizaron los animales que presentaron signos compatibles con la rabia de origen silvestre y tomaron las muestras requeridas para enviarlas al Laboratorio Nacional de Diagnóstico Veterinario, los cuales arrojaron resultados positivos a la enfermedad.

“Desde el ICA hemos dado cumplimiento inmediato a los protocolos establecidos para este tipo de emergencias sanitarias y hemos desplazado el personal idóneo para realizar las jornadas de educomunicación, en las que se han concientizando a los pobladores de la zona sobre la enfermedad y se han tomado las medidas necesarias para evitar su presentación”, indicó el gerente seccional del ICA en Cesar, Luis Armando Castro.

Además de las capacitaciones, el Instituto ha adelantado varias jornadas de captura de murciélagos hematófagos en los predios de la zona, con el fin de disminuir la población de murciélagos en la región.

Así mismo, los funcionarios del ICA les han insistido a los productores sobre la importancia de realizar la vacunación a las especies susceptibles de la enfermedad, ya que es la única forma de evitar la presentación de la enfermedad.

La rabia es una encefalomielitis vírica aguda, casi siempre mortal, que ataca el sistema nervioso central y es trasmitida por el murciélago hematófago o vampiro que se alimenta de sangre. Afecta a todos los animales de sangre caliente principalmente bovinos, bufalinos, équidos, porcinos, ovinos/caprinos y humanos que entran en contacto con animales enfermos.

En el departamento del Cesar fueron atendidas durante el año 2020, 26 notificaciones de cuadros neurológicos en las especies bovinas y equinas, de los cuales 4 episodios resultaron positivos a rabia de origen silvestre.