Nacionales

En Dololed, supuesto medicamento natural encuentran diclofenaco

El mareo, vértigo y hasta dolor en el pecho y estómago, que venía sufriendo un hombre de 65 años, fueron las señales de que algo no estaba bien con el medicamento Dololed que le había sugerido un médico.

Se trata de un hombre de 65 años al que le pareció extraño que, mientras se aseguraba que los componentes del fármaco eran de índole natural, seguía presentando las dolencias.

La sorpresa fue mayúscula cuando el equipo del Centro de Cromatografía y Espectrometría de Masas de la Universidad Industrial de Santander (UIS) corroboró que uno de los mayores compuestos del Dololed era el diclofenaco, el cual genera otras reacciones.

En ese momento, el grupo de investigación de la UIS decidió visitar siete droguerías al azar, además de una tienda naturista, en donde se recolectaron ocho cajas del medicamento.

Fueron en total cuatro lotes de producción distintos (F500, F463, F460 y F333), los cuales se separaron, siguiendo los protocolos estipulados para la trazabilidad y cadena de custodia, indicó Elena Stashenko, directora  del Centro de Cromatografía y Espectrometría de Masas de la UIS.

La investigadora reveló que todo fue una casualidad porque la persona que tomó la pastilla sintió que algo no estaba bien, porque se hablaba que dentro de sus componentes había caléndula.

Incluso, otras personas consultadas por RCN Radio señalaron que al tomar el Dololed, si bien recibían un alivio al reducirse el dolor en las articulaciones, sufrían problemas estomacales, como cólicos, que no entendían por qué.

Al respecto, Diego Rincón, profesor de Farmacología, explicó que la dosis máxima permitida al día de diclofenaco es de 150 gramos, repartida en 50 miligramos cada ocho horas.

“El diclofenaco es un anfiinflamatorio que afecta la función renal y por lo tanto no puede suministrarse así de buenas a primeras; según la investigación, el 10 % de diclofenaco forma parte del Dololed”, puntualizó.