Actualidad

En el ojo del huracán por presuntos malos manejo de contratos el candidato al concejo Álvaro Molina

Álvaro Molina Rodríguez, representante de la fundación comunitaria «Un Nuevo Amanecer Empresarial», que está al frente de la recuperación de la laguna de oxidación en un lugar llamado el Tarullal, está en el ojo del huracán tras las acusaciones que le hace parte de la comunidad por supuestos malos manejos de los recursos girados para tal fin.

Una seria situación fue puesta sobre la mesa en el concejo de Valledupar tras un candente debate sobre los contratos de comodato y la siembra de árboles con la Fundación ‘Un Nuevo Amanecer Empresarial’, debate citado por los concejales Alex Pana y José Gómez.

El contrato de comodato fue suscrito el 6 de diciembre de 2017 por un término de tres años con la Fundación «Un Nuevo Amanecer». En febrero de 2018 se suscribió el contrato para un vivero comunitario por valor de 148 millones de pesos siendo su representante legal Álvaro José Molina, actual candidato al concejo de Valledupar, y en el mes de julio del mismo año, Molina renunció a la Fundación y asumió como nuevo representante José del Carmen Bermúdez.

Concejales del municipio realizaron una visita al lugar de 11 hectáreas ubicado en el barrio Amaneceres del Valle y se puso en evidencia que el vivero no existe y que lo único que se encontró fueron unas plantas secas y en bolsas regadas como basura.

Nereida Cortés, líder del sector señaló en el recinto del concejo que Álvaro Molina engañó a un grupo de mujeres que fueron contratadas pues no se les canceló ni un solo peso por su trabajo. “El señor Álvaro Molina contrató verbalmente a 15 mujeres para la siembra de árboles por 4 meses y a la fecha no nos ha pagado un peso, después que nosotras sembramos los árboles y trabajamos estos meses, Molina se lavó las manos y hasta el sol de hoy ni un peso”, sostuvo.

Uno de los concejales que citó al debate indicó que la finalidad del contrato no se ha cumplido y que debe ser investigado. “Si no se está cumpliendo el objeto de los contratado hay que quitarle esos lotes porque el municipio lo necesita, aquí no se cumple con un contrato y no pasa nada, no sabemos quien va a responder por esto”, indicó el edil José Gómez.

Ante la situación el gerente de Emdupar, José María Gutiérrez, anunció que podría dar por terminado el contrato debido a que de los 10 ítems solo han cumplido con tres: cerramiento de las 11 hectáreas, el vivero y la siembra de peces. Faltan los senderos de bicicletas, ecoturísticos, canotaje, lagunas para pescas deportivas, diseño del parque ecoturistico, rutas de ciclomontañismo, diseño de operación y administración del parque y senderos de fauna y flora.

De la misma manera el contralor municipal, Edwin Girón, indicó que se realizará una auditoría integral para determinar responsabilidades disciplinarias, fiscales y penales.