Judicial

Envían a ‘La Picota’ los guardianes de la cárcel ‘La Tramacúa’ señalados de corrupción

Los siete dragoneantes del INPEC de la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, conocida como ‘La Tramacúa’, fueron enviados a la Cárcel La Picota de Bogotá, tras decisión del Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, tras una larga jornadas de audiencias que iniciaron desde el 30 de noviembre pasado.

Cabe recordar que los procesados en este caso son los dragoneantes: Wesly Palacio Mena, conocido como ‘El Niche’, de 33 años; Henry Rendón Henao, de 27 años; Fabian Ricardo Cangrejo Castillo, de 30 años; Edgar Alejandro Martínez Arias, conocido como ‘Paspi’, de 33 años; Andrey Alejandro Durán Sánchez, conocido como ‘Chaval’, de 33 años; Jaime Alonso Herrera Flórez, conocido como ‘Mi Color’, de 24 años, y Herney Fernando Novoa Martínez, de 29 años.

De acuerdo con la Fiscalía 1 Especializada adscrita al Gaula Cesar, estos funcionarios a se orquestaron para recibir dinero por parte de los privados de la libertad para permitir el ingreso todo tipo de elementos hasta las celdas, principalmente whisky, comida rápida, droga, un sin número de celulares, sim card y hasta modem para wifi, con lo cual los presos coordinaban extorsiones en el Cesar y La Guajira.

También ellos mismos se encargaban de ingresar dichos elementos prohibidos empleando drones.

«Ingresaban comida rápida, tragos, celulares, sim card, modem para wifi, para ello cobraban tarifas; por ejemplo por una hamburguesa cobraban 250 mil pesos, una caja de arroz chino cobraban 500 mil pesos, un litro de licor un millón de pesos, un celular un millón de pesos, una libra de marihuana millón quinientos mil pesos y por un paquete de sim card, millón 400 mil pesos», dijo el fiscal del caso.