Judicial

Francotirador asesinó un policía en Tibú, Norte de Santander

Un francotirador asesinó a un policía en el corregimiento de Petrolea en Tibú, Norte de Santander. El hecho ocurrió hacia las 6:30 de la mañana cuando James Antonio Morales laboraba en la subestación de esa zona del país.

Según las primeras indagaciones de las autoridades el patrullero adelantaba un turno de seguridad y se dirigía a abrir el portón de la subestación para el ingreso de uno de sus compañeros. Fue en ese momento en el que recibió el disparo mortal a la altura del pecho.

Se conoció que en esa zona de Tibú hay presencia del frente Juan Fernando Porras del ELN y del frente 33 de las disidencias de las Farc.

Los asesinatos del Clan del Golfo mediante el llamado «plan pistola» comenzaron en mayo pasado, en respuesta a la extradición a Estados Unidos de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga, alias «Otoniel», y hasta la fecha esta campaña criminal se ha cobrado la vida de más de 30 policías.

Antes del asesinato en el Catatumbo, este lunes, el patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, de 25 años de edad, fue asesinado por sicarios en Sampués, en el departamento de Sucre.

Este crimen se suma al de la patrullera Luisa Fernanda Zuleta, de 27 años, quien había sido herida el sábado en un ataque a tiros en Yarumal (Antioquia) y murió anoche en Medellín, a donde había sido trasladada por la gravedad de las heridas.

En esa acción, atribuida por la Policía a sicarios del Clan del Golfo, también perdió la vida su compañero, el subintendente Sergio Yepes.