Actualidad

Gobierno del Cesar aprobó reconstrucción de estaciones de policía de Codazzi y Curumaní

Aumentar el pie de fuerza y brindar mayor seguridad a los habitantes de Agustín Codazzi y Curumaní es el objetivo del Gobierno Lo Hacemos Mejor con la remodelación y adecuación de las estaciones de policía de estos municipios, cuya infraestructura física se encuentra en pésimas condiciones.

Henry Chacón Amaya, alcalde de Curumaní, señaló que la obra no solo beneficiará a los miembros de la fuerza pública, ya que contarán con una infraestructura digna para realizar sus funciones, sino a los más de 43.000 habitantes de esta localidad, quienes ahora se sentirán más seguros al momento de desarrollar sus actividades.

“Recibimos con satisfacción esta obra por nuestros policías y la comunidad. Esto nos garantiza seguridad que es reflejada en la confianza en la institucionalidad, bienestar en todo el pueblo, felicidad y desarrollo económico que atraerá mayores inversionistas”, dijo el mandatario.

La reconstrucción de las estaciones de policía tiene una inversión superior a los $9.771 millones e impactará positivamente en 108.059 pobladores de estos municipios que han sido víctimas del accionar delictivo de las principales estructuras del narcotráfico, contrabando y terroristas de los grupos al margen de la ley, por lo que con estas acciones, la administración departamental contrarresta los delitos ocurridos en el Cesar, otorgando mayor bienestar social a la población en materia de seguridad.

“Codazzi tiene más de 62 mil habitantes y en estos momentos no contamos con el espacio suficiente para albergar a más policías en la estación de policía porque es pequeña; hemos hecho algunos arreglos a las adecuaciones, ya que no son las mejores, y se evidencia deterioro en las paredes por lo que ya es hora tener una nueva estación de policía. En buena hora llega esta noticia”, expresó Omar Benjumea, alcalde de Agustín Codazzi.

La reconstrucción de las estaciones de policía se suma a otras acciones del Gobierno Lo Hacemos Mejor como la entrega de motos y cuatrimotos a la Policía Nacional, traducido en un mejoramiento de la capacidad operativa para la prestación del servicio de seguridad en el Cesar.