Actualidad

Gobierno del Cesar gestiona ayudas humanitarias para damnificados por las lluvias en Bosconia

Tras la avalancha que en la madrugada de este domingo afectó el 80% del casco urbano del municipio de Bosconia, el Gobierno del Cesar se desplazó a esta localidad para conocer de primera mano lo sucedido y acompañar el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, donde el alcalde Edulfo Villar declaró la calamidad pública que permitirá gestionar ayudas humanitarias para más de 4.500 familias ante el gobierno nacional.

Eduardo Esquivel López, secretario de Gobierno del Cesar; Esther Mendoza, secretaria de Infraestructura del Cesar, y Odacir Camargo, jefe (e) de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres, recorrieron diversos barrios de Bosconia manifestando su solidaridad con la comunidad sobre lo sucedido y para acompañar el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, donde además el gobierno departamental manifestó su apoyo en la elaboración del censo de afectados y el plan de acción que se enviará al Ministerio del Interior, necesario para el envío de ayudas humanitarias desde la Nación.

También en conversaciones con el Ejército Nacional se concretó la presencia permanente de 36 soldados que ayudarán en lo que sea pertinente y se activaron la Cruz Roja, Defensa Civil de El Copey y Valledupar, entre tanto desde la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres se envió un carrotanque con capacidad de 18.000 litros para la distribución de agua potable a la población. Este lunes la Secretaría de Salud del Cesar realizará una brigada con distintos profesionales para atender a los afectados, mientras que desde la Oficina de Política Social –liderada por la primera gestora Cielo Gnecco de Monsalvo- se entregarán las primeras ayudas humanitarias por parte del Departamento.

El secretario de Gobierno del Cesar señaló que en comunicación directa con el ministro del Interior, Alfonso Prada, el gobernador (e) Andrés Meza concretó la visita de funcionarios de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres que vendrán esta semana a evaluar lo sucedido en Bosconia; indicó también que los afectados empezaron a ser trasladados a colegios y algunos hoteles que dispusieron habitaciones para apoyar esta tarea humanitaria.

Por su parte, el jefe (e) de la Oficina de Gestión del Riesgo y Desastres informó que la constructora Arigüaní está trabajando en la ubicación de 3.000 sacos que respalden el talud del pozo Zabaleta –desbordado debido a las fuertes lluvias- para que no ocurra un nuevo desbordamiento que perjudique aún más a la población. Adicionalmente, pondrá a disposición del municipio la maquinaria necesaria para la remoción de todo el material arrastrado por las aguas.