Politica

IBETH, el positivismo que se ve en el futuro de Codazzi

Con el compromiso de ejecutar un plan de Gobierno que se identifique con las necesidades de la población, llega una mujer que más que una candidata es una hija de este terruño que le duele y sueña con un destino prospero para Agustín Codazzi, un pueblo emblemático del Cesar que debe recuperar el estatus de territorio amigable y de alto sentido empresarial y productivo como en aquellos años en los que las miradas de Colombia oteaban hacia este suelo.

Su nombre, Ibeth Cecilia Lafaurie Perdomo, quien tiene la sonoridad de las guitarras que cada año suenan en su pueblo, pero quien conserva el temple de la administradora que sabrá moverse en cada eje temático de sus propuestas, con la severidad y la equidad para que en cada estrato de Codazzi, sus pobladores tengan la oportunidad de saborear una administración que impulse lo positivo, como lo reza su eslogan.

El devenir de los años ha ido madurando la conciencia de las personas con alto sentido social y estructural. Las oportunidades se deben aprovechar porque no se presentan todas las veces, a Codazzi le llegó la hora de seguir la ruta del progreso y no estancarse en las herencias que concentran poderes familiares en detrimento del desarrollo municipal y quitando las oportunidades a otros miembros de la sociedad codacense que quieren servir a sus comunidades.

Con Ibeth llegó el tiempo preciso del enlace entre lo académico y lo práctico, para que la salud, la educación, el empleo, la inversión en infraestructura y la parte social caminen de la mano por una sociedad más justa y equitativa. La candidata Lafaurie Perdomo es consciente de la consonancia que debe haber entre lo urbano y lo rural, es por eso que los campesinos del Perijá están dentro de sus prioridades, para que vuelva el positivismo en las cosechas con la viabilidad de incentivos y la intervención de los caminos veredales, para que puedan sin contratiempo bajar sus productos a los centros de acopio.

La zona corregimental tendrá la mano tendida, para que sus habitantes puedan gozar de los servicios básicos en óptimas condiciones, y logren mantenerse con sus familias sin la necesidad de salir a engrosar cordones de miseria en los centros urbanos. Los inversionistas y agricultores tendrán las puertas abiertas, al igual que los comerciantes, en aras de fomentar la productividad y vuelva el movimiento crediticio y empresarial que movía otrora el comercio de esta localidad, uno de los más llamativos de esta zona del Cesar.    

Ibeth Cecilia Lafaurie Perdomo ofrece una hoja de vida palpable, cuya experiencia la pondrá al servicio del pueblo que la vio nacer y en donde su familia ha sido referente de cotidianidad y desarrollo, por eso se atreve a hablar de frente, pidiéndole a sus paisanos que le den el voto de confianza para llegar a ser alcaldesa de una población que no merece caer en manos de los que históricamente no han dado buena cuenta de su desarrollo y pujanza.

Ella, quiere que “Codazzi Impulse lo Positivo” con un desarrollo humano real, con la aplicación de un gobierno eficiente, respetuoso de los derechos humanos, amigable con el medio ambiente, con visión gerencial, liderazgo, incluyente, participativo, e innovador; así las metas serán más fáciles, argumenta esta abogada que se propone metas, junto al equipo que logre acompañarla en la Alcaldía de Agustín Codazzi.

La educación eficiente, es una de sus banderas, para que se multipliquen los profesionales de Codazzi, los que tradicionalmente han marcado su hito en la historia del Cesar, la ruta hacía la formación superior será un hecho en su gobierno, mientras que en salud, la población vulnerable, tendrá un alivio frente a las vicisitudes que pasan frente al caos de la atención pública y de las EPS. Se aumentará el régimen subsidiado, además del mantenimiento del hospital local y buscar un aumento en el nivel de su categoría.

Codazzi tiene en sus manos el cambio que se necesita, todos los frentes están agendados en el plan de gobierno de esta aguerrida mujer a quien le cabe en la cabeza la estructura social del municipio. Jóvenes, niño y ancianos tendrán sus espacios, las poblaciones minoritarias serán tratadas bajo la lupa de sus costumbres y prácticas. El deporte encontrará un escenario preciso para que todas las disciplinas afloren en cada competencia.

Todas estas y otras propuestas tienen la viabilidad meridiana como la misma estructura familiar y de amistad que siempre ha brindado a los suyos Ibeth Cecilia Lafaurie Perdomo, la alcaldesa que Codazzi requiere, para el periodo 2020- 2023.

Publicidad política pagada.