Judicial

Juez legalizó la captura de los 5 presuntos asesinos del fiscal Marcelo Pecci

El Juzgado 12 Penal de Control de Garantías de Cartagena legalizó la captura de cinco personas, que presuntamente estarían vinculadas con el crimen del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, quien fue asesinado a tiros en Cartagena el pasado 10 de mayo durante su luna de miel. 

Las personas que fueron cobijadas con esta medida son el ciudadano venezolano, Wendel Scott Carrillo, presunto sicario, y los ciudadanos colombianos Francisco Correa Galeano presunto articulador y financiero; Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve, quienes presuntamente hicieron labores de seguimiento; y Eiverson Adrián Zabaleta, quien presuntamente cumplió labores de transporte. 

El primer allanamiento se llevó a cabo a las 6:20 de la mañana en el barrio el Robledo de Medellín, donde fueron capturados Eiverson Adrián Zabaleta y Wendel Scott Carrillo. En este lugar fueron incautados una gorra, dinero en efectivo, ocho anillos y una cadena, una pistola traumática y múltiples celulares, entre otros elementos.

El segundo allanamiento se realizó a las 6:40 de la mañana en un conjunto de Medellín, donde fueron capturados Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve. Allí las autoridades incautaron celulares, ropa y una cámara, entre otros elementos.

Por su parte, Francisco Correa Galeano fue capturado a las 8:15 de la mañana, en una calle del barrio Belén de Medellín. Le fueron incautados 129 billetes de 50.000 pesos y un arma.

Durante la diligencia el juez reportó además amenazas por parte de uno de los capturados.

“Uno de los procesados ha hecho manifestaciones amenazantes en contra de los funcionarios que celebran esta actuación, indicando esa posibilidad de hallar en cualquier lugar de la República de Colombia con el fin de dar muerte”.

El asesinato

El fiscal Marcelo Pecci fue asesinado el pasado 10 de mayo de 2022. El relato más completo que se conoce de los hechos es el del periodista paraguayo de Unicanal Óscar Lovera, amigo de la esposa de este, Claudia Aguilera.

Ese día, según el relato que le contó Aguilera a Lovera, el fiscal quiso ir a reservar las sillas de playa con anticipación porque había muchos turistas, pero su esposa no lo dejó y le pidió que se sentaran a desayunar y luego sí fue a hacer la reserva.

A las 11:00 el fiscal se paró a caminar en la playa y al retornar dos hombres se acercaron en una moto acuática. El sicario que fue identificado por las autoridades en un retrato hablado, y el cual sería Wendel Scott Carrillo, se acercó más, el otro se quedó en la moto

“Es el tirador, él es el que disparó el arma, ese hombre de tez oscura, de un metro setenta y ocho, que tiene el sombrero, de una complexión física muy delgada, pero con los músculos muy marcados, extendió el brazo hacia el fiscal, percutió tres veces el arma, uno de los disparos los recibió en el cuello, otro en un costado, cae tendido al suelo”, dijo Claudia, según la versión revelada por Lovera.