Actualidad

La crisis financiera obligo a al Cuerpo de Bomberos de Valledupar a cerrar la sede operativa

Cansados de esperar por los recursos para su operatividad, ausencia de sueldos y malas condiciones laborales, el personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar decidió suspender sus actividades, cerrando las sede operativa y obstaculizando la salida de las máquinas para la atención de emergencias.

“No aguantamos más…”, es el clamor de los hombres de azul, quienes exigen a la Alcaldía de Valledupar la firma de contrato de servicios vencido desde el pasado 27 de septiembre y que los tiene en el limbo, aún cuando no tienen seguridad a la hora de atender a las comunidades en casos de emergencia.

El maquinista José Rojas, pidió disculpas a la comunidad vallenata por las acciones de hecho que han decidido protagonizar desde la tarde del miércoles. “Ya no aguantamos, estamos buscando que nos atiendan a las peticiones, no hay nada que los ampare, nos deben los meses de julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre de 2021, y de este año los meses de enero, febrero, septiembre y octubre. Además de las primas 2021/2022 y 8 meses de seguridad social; no tenemos garantías”, dijo.

Sobre esta problemática, el secretario de Gobierno de Valledupar, Luis Galvis, reiteró que la Alcaldía está en la mejor disposición de firmar el convenio que ya está listo, pero por decisiones erróneas del Cuerpo de Oficiales, ha sido imposible conciliar.

“Quiero dejar claro, que esta lamentable situación no ha sido responsabilidad de ninguna administración, la culpable de lo que hoy ocurre en los bomberos voluntarios, se debe a los enfrentamientos del Cuerpo de Oficiales que mantiene en vilo a los miembros de la línea de fuego”, manifestó.

La administración entiende, respaldo e incluso los invita a que hagan parte de del Cuerpo de Bomberos Oficial, que estará en funcionamiento para el primer trimestre del 2023, lo que les permitirá generar tranquilidad y estabilidad.

“Las protestas se ha vuelto un círculo vicioso, la administración está dispuesta a suscribir el convenio, pero las decisiones administrativas nefastas a lo largo de la historia, han perjudicado a la línea de fuego”, dijo.

El contrato que se firmó por seis meses fue de 936 millones de pesos, al recibir la propuesta de 3 meses, por 946 millones de pesos, se entró en análisis y es imposible que en tres meses que faltan del año, los costos sean tan altos.

Con respecto a los recursos de la sobretasa bomberil, no es automático de los bomberos, es para atender emergencias en la ciudad a través del contrato de servicio con el Cuerpo de Bomberos Voluntarios o el Oficial, si está operando, pero bajo parámetros de supervisión administrativa que permitan la adecuada disposición de los recursos.

La sobretasa bomberil, oscila para un año entre 1600 y mil millones de pesos, dependiendo del comportamiento del recaudo por el impuesto predial.