Farandula

Margarita Doria se reinventa con una nueva propuesta “Del Vallenato al Cuadro”

En este momento en el que el mundo está cambiando y anhelando más amor tal como nos lo transmiten las expresiones artísticas en cualquiera de sus manifestaciones, he tenido la oportunidad de aprovechar el tiempo en el seno de mi familia, para retomar cómo profesional del Diseño, otra de mis grandes pasiones: el arte, convencida que a través de él, así como de las letras de las canciones vallenatas, podemos plasmar nuestros más profundos sentimientos y emociones. Ambos nos permiten contar historias, infundir alegría, enamorarnos, desahogarnos, conquistar y honrar a nuestros seres queridos, entre muchas otras. 

Siempre he amado la música vallenata a través de sus canciones y soy una artista convencida que el arte, en cualquiera de sus expresiones, permanecerá en la historia y yo sueño tanto con la música como ahora con mi arte, hacer parte de esa historia.

Por eso hoy, con todo el amor de siempre, les presento ésta, mi nueva propuesta “Del Vallenato al Cuadro” queriendo así seguir enriqueciendo nuestra cultura y también abrir nuevos horizontes y caminos que engrandecerán de una manera exponencial a todo un mundo lleno de música y colores, para seguir alegrando nuestros espíritus soñadores.

Consciente y preocupada por las dificultades económicas que nos ha traído a muchos la pandemia, especialmente al gremio al que pertenezco como artista e intérprete, he decidido destinar el 50% de lo producido por mi nuevo proyecto artístico, durante el periodo de la pandemia para contribuir con todas esas personas que hacen parte de nuestros equipos de trabajo y nos ayudan a llegarles a todos ustedes y mover sus fibras con cada una de nuestras canciones; me refiero específicamente a los músicos, quienes se han visto duramente afectados con las medidas de aislamiento y la prohibición de realizarse eventos públicos, buscando de esta manera aportar a su bienestar, mientras vamos encontrando más caminos y soluciones, hasta volver a estar juntos.

Las obras tienen una dimensión de 80 x 140 cm y la técnica utilizada para las mismas, es acrílico sobre lienzo. Será entregada con un video de cómo se realizó, con un fragmento de la canción que me inspiró a pintarla, cantada por mí ya sea en guitarra o acordeón.

Adicionalmente llevará como detalle muy especial, una dedicatoria personalizada para quien compre la obra.