Regionales

Más de 2000 reses han muerto por el verano en el departamento del Cesar

Crítica es la situación de los ganaderos en el departamento del Cesar, debido a que entre el 30 de noviembre del año pasado y el 25 de enero de este año han muerto solo en el Cesar 2.147 reses, siendo los municipios de Becerril, La Jagua de Ibirico y Codazzi los más afectados con la pérdida de 600, 400 y 389 cabezas de ganado respectivamente.

Las cifras fueron dadas a conocer por la Federación Nacional de Ganaderos, Fedegan según el reporte que les entrega en cada departamento del país los equipos técnicos de la entidad y los comités ganaderos.

Según el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie la extrema sequía fue la causa de la muerte de los animales tanto en el Cesar como en el resto del país, toda vez que en total en el periodo antes mencionado murieron 34.925 bovinos.

El verano de finales de 2019 se unió al verano de este año y de ahí que los pastos no se recuperaron y por lo tanto no ha habido alimento suficiente, por lo que además de la pérdida de reses, los ganaderos han tenido que desplazar más de 700.000 animales a otras regiones para que no mueran.

Lafaurie estima que las pérdidas por esta situación en todo el país sean superiores a los 30 mil millones de pesos, a esto se le suma que se han afectado 2,4 millones de hectáreas en todo el país por la variabilidad climática.

En toda Colombia los departamentos con más muertes de bovinos son Magdalena con 8.369 animales, Sucre (5.693), Bolívar (4.277), Arauca (3.565), Casanare (3.295), La Guajira (2.732), Tolima (2.496) y Cesar (2.147).

Entre tanto, los departamentos en donde más se han tenido que desplazar animales para que no los afecte la falta de alimento son: Boyacá (280 mil 633 bovinos), Sucre (110 mil 966), Magdalena (106 mil 546), Bolívar (46 mil 311), Cesar (41 mil 614), La Guajira (34 mil 416), Cundinamarca (27 mil 359), Córdoba (26 mil 100), Casanare (15 mil 884), y Arauca (11 mil bovinos).

Redacción: Sandra Santiago Barbosa