Nacionales

Ocho tractomulas fueron incineradas en la vía Ocaña – Cúcuta

Hombres armados incendiaron ocho tractocamiones que circulaban con carga por una de las principales carreteras del departamento de Norte de Santander, justo el día en que el Gobierno reinició en Caracas los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La acción terrorista fue perpetrada por al menos cinco hombres armados con fusiles y que vestían prendas de uso privativo de los militares, que interceptaron los vehículos en la carretera entre Cúcuta, capital de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, y Ocaña, la segunda ciudad de ese departamento.

Según denunciaron los conductores de las tractomulas, los atacantes los interceptaron cuando circulaban por el sector de La Curva, donde los obligaron a descender de los vehículos y enseguida les prendieron fuego, para luego internarse en las montañas.

En La Curva, que hace parte del municipio de Bucarasica, desde hace décadas hay una intensa actividad guerrillera tanto del ELN, que históricamente ha tenido fuerte presencia en la zona, como de las disidencias de las FARC, que llegaron en los últimos años, por lo cual las autoridades no han logrado determinar quiénes perpetraron el ataque.

La Gobernación de Norte de Santander convocó un consejo de seguridad “con el propósito de abordar la situación de orden público y seguridad tras los hechos ocurridos”.

La Asociación de Transportadores de Carga (ATC) repudió el ataque e hizo un “llamado enérgico” en su cuenta de Twitter al presidente colombiano, Gustavo Petro, para que se garantice la seguridad de los camioneros y sus vehículos.

“Contundencia y no más destrucción del sector”, reclamó la ATC, que además pidió explicaciones a la Policía y al Ejército por la inseguridad en las carreteras.