Judicial

Padre e hijo fueron asesinados en la parte alta de la serranía del Perijá, en jurisdicción del Cesar

En la parte alta de la serranía del Perijá, en límites de Colombia con Venezuela, en jurisdicción del Cesar, en la finca ‘La Panocha’ Familiares y amigos encontraron los cuerpos sin vida de Eliécer Sanjuan Rincón de 45 años, y de su hijo un adolescente de 16 años, quienes registran signos de violencia y golpes con objetos contundentes.

Al parecer, estas personas fueron asesinadas  presuntamente por parte de un grupo de hombres que habría llegado a la propiedad para robarle sus pertenencias.

Las primeras informaciones apuntan a que serían indígenas venezolanos los autores del doble homicidio, que habrían cruzado la frontera, incursionando en territorio colombiano. 

El senador del departamento del Cesar, Didier Lobo, indicó que “los homicidios de Eliécer y de su hijo, en zona rural de la frontera de Colombia con Venezuela, evidencian los constantes ataques a los que indígenas del vecino país tienen sometidos a los campesinos colombianos, víctimas de hurtos y asesinatos. En el caso más reciente, en el que resultaron muertos padre e hijo, se dificulta el traslado de los cuerpos debido al camino de herradura y las largas horas para llegar al sitio; se requiere de un helicóptero que facilite el traslado y agilice el levantamiento de los cadáveres, y a su vez se inició la investigación por parte de las autoridades correspondientes”. 

Sostuvo que la misma comunidad asumió la situación, sin ayuda del gobierno nacional. El congresista hizo un llamado urgente a la Defensoría del Pueblo, el Ejército, la Fiscalía y la cancillería colombiana para que se pongan al frente de este caso.