Internacionales

Papa Francisco pide detener «naufragio de civilización» en el Mediterráneo

El papa Francisco visitó este domingo la isla griega de Lesbos, que en los últimos años se ha vuelto en un lugar al que intentan llegar los migrantes que cruzan el Mediterráneo desde África.

Allí estuvo en el principal centro de migrantes en donde criticó nuevamente la actual postura de muchos países europeos que han levantado muros y que están poniendo barreras para la llegada de inmigrantes que se encuentran en riesgo en sus sociedades.

El papa afirmó que las migraciones son un problema del mundo y «una crisis humanitaria que concierne a todos, pero de la que nadie parece ocuparse». Agregó que el mar Mediterráneo se ha convertido en un «cementerio sin lápidas».

«¡No dejemos que el mare nostrum se convierta en un desolador mare mortuum, ni que este lugar de encuentro se vuelva un escenario de conflictos!. Les suplico: ¡detengamos este naufragio de la civilización!», expresó Francisco en su intervención.

A los migrantes a los que visitó el papa les dijo que está cerca de ellos, que los ve a los ojos y que conoce su sufrimiento mientras el mundo mira hacia otro lado.