Internacionales

Paraguay confirma la investigación conjunta por el crimen del fiscal Marcelo Pecci

La Embajada de Paraguay en Colombia confirmó la colaboración de Estados Unidos con las investigaciones que ya lideran Colombia y Paraguay sobre el asesinato del fiscal antidrogas Marcelo Pecci en la isla de Barú. 

El ministro de política de la Embajada, Francisco Barreiro Perratta, delegado por la Embajadora para dar declaraciones, dijo que «estamos esperando agentes de Paraguay» para la investigación que asumió el general colombiano Jorge Luis Vargas, y «Estados Unido se sumará» a las labores. 

Pero también dijo que la orden consular fue proteger a la esposa del fiscal, Claudia Aguilar, quien además es testigo de los hechos.

«Ya se encuentran en Cartagena la cónsul y una funcionaria donde están tomando contacto con la señora Aguilera y colaborando con todo lo que tiene que ver con la repatriación», dijo el ministro Barreiro. 

La embajadora Sophia López, había señalado más temprano en radio paraguaya que su foco ahora está en proteger a la esposa del fiscal y confirmó que están en camino «policías paraguayos de investigación criminal para acompañar el proceso»

Esto fue reconfirmado por el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien dijo que el presidente Iván Duque «se comprometió a darnos todo su apoyo para buscar a los responsables. También el gobierno americano», declaró Abdo, al salir del palacio de gobierno. 

Horas antes, Mario Abdo escribió en twitter: «Condenamos en los términos más enérgicos este trágico hecho y redoblamos nuestro compromiso de lucha contra el crimen organizado. El cobarde asesinato del fiscal Marcelo Pecci en Colombia enluta a toda la Nación paraguaya». 

Pecci, quien pasaba su luna de miel en Colombia, era fiscal de la Unidad Especializada de Lucha contra el Crimen organizado. Desde allí encabezó diligencias en varios casos de relevancia, entre ellos, el operativo «A ultranza» que llevó a la incautación de decenas de propiedades objeto de lavado de dinero y la detención de una treintena de personas este año.

El exministro paraguayo del Interior, Arnaldo Giuzzio, dijo que hay razones para creer que «el crimen pudo haberse ordenado desde Paraguay».