Politica

Partido cristiano no apoyará proyecto de la reforma tributaria

La reforma tributaria del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, recibió un nuevo golpe por parte de los partidos políticos.

Luego del rechazo que ha tenido desde varios sectores -el Partido Liberal de César Gaviria, Cambio Radical de Germán Vargas Lleras y hasta el mismo Centro Democrático de Álvaro Uribe, ahora uno de los partidos cristianos que es parte de la coalición de gobierno anunció su negativa a la iniciativa.

El partido Colombia Justa Libres advirtió que no acompañará el proyecto de reforma tributaria al ser “conscientes de la realidad y las necesidades del país”.

“Con preocupación se encuentra en esta reforma una iniciativa regresiva que, desbordando el gasto gubernamental, equivocadamente eleva la carga tributaria provocando una baja del consumo como consecuencia del encarecimiento en producción, comercialización y uso de bienes y servicios”, señaló el partido que es liderado por el senador John Milton Rodríguez.

A través de un comunicado, Colombia Justa Libres exhortó a que se emprenda mejor el camino de la reactivación económica para no acabar con el empleo. 

 “Todo impuesto confiscatorio como el ‘temporal’ y solidario a los ingresos altos, el IVA, o el de renta, asfixian la actividad económica, limitan las transacciones, y generan mayor informalidad y evasión”, advirtió el partido.

Por eso, fueron claros en anunciar que no aprobarán ningún impuesto sobre las pensiones al considerar que son un derecho adquirido por el ciudadano quien ya no se encuentra en edad de empleabilidad, sino en etapa de recibir los ahorros por los cuales ya cotizó y tributó.

“El proyecto tiene un corte fiscalista con el que se pretende cuadrar la caja de un Estado ineficiente, con el bolsillo de las familias acabando con su ahorro, la capacidad de consumo, las empresas, y la inversión”, indicó.

Al advertir que no acompañarán la reforma tributaria del gobierno, el partido conminó al Ejecutivo a promover la adopción de un marco tributario nacional conformado con tarifas sencillas, bajas y justas.

Con esto, el Gobierno perdió tres votos en Senado y uno en la Cámara de Representantes que eran claves para lograr las mayorías para la aprobación del proyecto