Nacionales

Presidente Petro anuncia que obras de reparación en San Andrés se harán con la comunidad isleña

En las últimas horas, el presidente Gustavo Petro viajó a la isla de San Andrés para analizar los daños causados tras el paso del huracán Julia por este punto del país.

Allí, el mandatario en compañía de su comitiva, el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, Javier Pava, y las ministras de Ambiente, Susana Muhamad; Catalina Velasco, de Vivienda; Carolina Corcho, de Salud y representantes de la isla adelantaron un Puesto de Mando Unificado donde se llegó a una serie de acuerdos.

“Vamos hacer una contratación directa con la comunidad para reparar techos. Mecanismos propios de la isla para tener techos más resistentes posibles, esta arquitectura hay que implementarla y también la construcción de alcantarillado resistente”, dijo el jefe de Estado en declaraciones a medios.

Así mismo, Gustavo Petro aseguró que aunque no fue un huracán fuerte, sí hay casas destruidas y una notoria afectación en los techos de varias viviendas y estructuras.

“Indudablemente y tratándose de la segunda emergencia está fallando un proceso de educación de la población de la isla para que se tengan protocolos antes de que sucedan el huracán una vez se avisen. La falta de utilización de albergues, falta de conocimientos de donde están los albergues, sistemas arquitectónicos para unos techos más resistentes, la falta de un alcantarillado que con un  aguacero colapsan hay falta de resiliencia y creo tiene que ver con las regiones que se va a ver afectadas con la lluvia”, indicó Petro en su visita a San Andrés.

También, el presidente aseguró que, “el uso de los albergues llegó a 90 personas, no fue usado por población que estuvo en peligro, pero la utilización de albergues tiene que ser más intensiva para disminuir la pérdida de vidas”.

A esto añadió que los hoteles tienen que abrir sus puertas las personas afectadas.

Por ahora, se espera que se hagan más contrataciones directas con los isleños para recuperar la estructura física de tal manera que se construyan para que sean resistentes a los próximos eventos naturales.