Internacionales

Rusia brindará ayuda a Cuba tras incendio en depósitos de crudo de petróleo

El Ministerio de Exteriores de Rusia está en contacto con las autoridades cubanas para ayudar a la nación caribeña tras el devastador incendio en depósitos de crudo de petróleo de la ciudad de Matanzas (oeste), que causó la muerte de un bombero, la desaparición de otros 16 y 141 personas heridas.

“Cuba solicitó asistencia nacional tras el desastre que azotó al país. El Ministerio de Exteriores de Rusia y las entidades competentes están en constante contacto con la parte cubana para coordinar posibles acciones conjuntas y brindar la asistencia necesaria”, informó este domingo la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova, en un comunicado de la Cancillería.

Zajárova señaló que “en estos días difíciles para Cuba expresamos nuestras más sinceras palabras de apoyo a nuestros amigos cubanos, nuestras profundas condolencias a los familiares y allegados de las víctimas y los deseos de una pronta recuperación a los heridos”.

De los 141 heridos, 122 están en estado crítico, 3 graves y 16 de pronóstico reservado, informó hoy el Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba.

De gran magnitud y aún activo, el siniestro se desató el pasado viernes por una descarga eléctrica que afectó a dos tanques de 50.000 metros cúbicos de almacenaje de crudo.

El director de Salud en Matanzas, Luis Wong Corrales, informó en una rueda de prensa hoy de que el cadáver recuperado el sábado en la zona del siniestro pertenece a un miembro del cuerpo de bomberos que se encontraba participando en los trabajos de extinción.

El incendio en dos de los ocho tanques de combustible que conforman la base de supertanqueros de Matanzas levantó una enorme columna de humo que se ha elevado a niveles altos de la atmósfera y hasta ahora no representa un riesgo para la población.

Brigadas de bomberos, especialistas y sanitarios continúan trabajando en las tareas de extinción y apoyo en la zona del siniestro de la que se han evaluado unas 4.000 personas residentes en comunidades cercanas, de acuerdo con reportes de la televisión estatal.

La llamas se elevaron varias decenas de metros, cubriendo el cielo de la cercana Matanzas de rojo, y el humo se extendió a las provincias vecinas de Mayabeque y La Habana, esta última ubicada a más de 100 kilómetros al oeste.