Judicial

Venezolanos acusados de asesinar a médico en Valledupar, no aceptaron cargos

Nolvis José Morillo Morillo, de 19 años, quien hizo parte de las Fuerzas de Acciones Especiales, FAES, de la Policía de Venezuela y Adrián Eduardo Garmendia Romero, de 19 años, de profesión barbero, son acusados de asesinar médico Walfran Enrique Suárez Infante, en medio de un hurto registrado en el barrio San Joaquín, norte de Valledupar, no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía 14 Seccional de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, por los delitos de homicidio agravado y simultáneo con hurto calificado agravado en grado de tentativa, en su presentación ante El Juzgado Primero Penal Municipal Con Funciones de Control de Garantías.

Los dos jóvenes de nacionalidad venezolana fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario, decisión que se dio en el marco de las audiencias preliminares en donde el ente acusador informó que mediante labores de campo e inteligencia pudieron determinar que presuntamente Morillo Morillo y Garmendia Romero fueron quienes se encontraban en la mañana del 17 de junio en la vivienda de Suárez Infante en la cual se produjo el fallecimiento de este.

“La Fiscalía cuenta con un informe de captura en flagrancia suscrito por los uniformados de la Policía Nacional quienes el día martes acudieron hasta la carrera 16 N° 9-54 del barrio San Joaquín, de donde llegó información a la central e ingresaron al inmueble y apenas entraron encontraron en la sala el cadáver de una persona tendido allí con muchos golpes y escoriaciones en su rostro. Esa persona después fue identificada como Walfran Suárez propietario del inmueble donde ocurren los hechos. De igual manera luego de una búsqueda en ese inmueble en la parte superior de la segunda planta se encontraron ustedes (los detenidos) que fueron capturados bajo los señalamientos de los vecinos de haber sido los autores de la muerte del ciudadano”, expresó el fiscal.

“Se les encontró en su poder un portátil, un bolso donde se encontraron elementos personales por este motivo la Policía Nacional realizó la aprehensión”, dijo a través del escrito de acusación.

Durante la audiencia no hubo una descripción de cómo ocurrieron los hechos, pero el testimonio de algunos vecinos asegura que se escuchó una discusión y encontraron que los dos jóvenes venezolanos pretendían huir por el techo de la vivienda.

El abogado de la familia de la víctima, Wiston Caes, rechazó las declaraciones de las autoridades policivas y las calificó de irresponsable al querer tapar un hecho de hurto con un supuesto crimen pasional. “Walfran era una persona impoluta, un excelente ser humano, para que le vengan a dañar su hoja de vida y que corra en toda Valledupar unos comentarios de una situación que no corresponde a la realidad, era una persona totalmente sana y esto fue un acto de violencia que lo quieren disfrazar para que no sean sancionados, quienes tienen la obligación de defendernos como autoridad”, dijo el Abogado.