La voz de la comunidad

Malestar en la comunidad por licencia para construir vivienda multifamiliar en el Cerro de Cicolac

La ciudadanía prendió las alarmas  frente al proyecto para construir una vivienda multifamiliar en el llamado Cerro de Cicolac que se localiza frente a la fábrica DPA al norte de Valledupar.
Lo grave del asunto es que la propuesta habitacional tiene autorización de curaduría, a pesar de la prohibición existente para construir en la zona, debido a que se trata de uno de los mayores pulmones de la ciudad y un punto ecológico considerado reserva natural.
El inicio de lo que será la construcción de una vivienda multifamiliar en el cerro Cicolac genera polémica en redes sociales entre quienes se oponen a que se realice.

La construcción de la obra se proyecta detrás del colegio La Sagrada Familia, en el barrio Los Campanos de la capital del Cesar.

Los opositores a que se realice la obra, en este lugar considerado un ‘pulmón vegetal’ de la ciudad, refieren que de permitir una primera edificación poco a poco se irán realizando otras hasta acabar con este ecosistema de bosque seco tropical.

Se conoció que esta obra inició en diciembre de 2020, y sería una vivienda multifamiliar de dos pisos, cuyos propietarios son integrantes de una misma familia, quienes habrían contratado una firma de arquitectos para hacer los trabajos.

Para esto la Curaduría Urbana Nº 1 de Valledupar otorgó un documento de iniciación de trámite licencia urbanística bajo el radicado 20001-1-20-0506, con fecha del 25 de noviembre de 2020, sin embargo esto no autoriza el inicio de ejecución de obras, según se lee en el aviso colgado a las afueras de la obra, donde operarios con maquinarias están aplanando parte del terreno.

Ante la grave denuncia, la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, asistió a una diligencia de inspección donde ya se trabaja con maquinaria pesada, donde constató que se está realizando una adecuación del terreno y que cuentan con un trámite de licencia de construcción.

No obstante, la Oficina Jurídica inició una indagación preliminar para verificar si existe o no violación a la normativa ambiental.

También se estableció que los propietarios entregaron de manera inmediata una información requerida por Corpocesar. Además, al parecer, los propietarios del predio estaban a la espera de una información que le requirió Corpocesar y están a la espera de la respuesta para continuar con las labores.

De acuerdo con la Oficina de Planeación de Valledupar, este cerro es netamente privado. Había una parte que era del municipio, pero le hicieron una sustracción de acuerdo con la Ley Segunda de 1959, que establece las áreas de reservas forestales

Donde se proyecta la construcción, es un cerro de bosque tropical seco urbano, donde predominan especies de cactáceas, cañaguates, ceiba y majagua. También es hábitat de varias especies de reptiles y aves.