La voz de la comunidad

Niños de la etnia Yukpa deambulan como mendigos por las calles

Vecinos de la Terminal de Transporte instan al Bienestar Familiar y a la Policía de menores para que intercedan ante el estado crítico de una gran cantidad de menores indígenas de la etnia Yukpa que se apuestan diariamente en los alrededores de este sector, los que lucen un estado famélico y de desnutrición.

Si bien andan con mayores, requieren una pronta atención para que los puedan valorar y suministrar nutrientes y otros elementos que mejoren su aspecto, como ropas y calzados ya que la mayoría andan en pantalonetas y descalzos, expuestos al sol y las lluvias.

En horas del mediodía, sus padres y familiares preparan los alimentos al aire libre en un lote aledaño a la glorieta de la Terminal, en donde están a expensas del polvo, humo, y una serie de incomodidades que atentan contra su salud, además del peligro por el tráfico abundante de esa zona.

Solicitan que deben verificar si son colombianos o venezolanos, lo que se puede concertar con Migración Colombia, para ver si pueden ser devueltos a su país o sus resguardos.

Esta misma situación de mendicidad de menores Yukpas también se presenta en otros sectores de la ciudad. A tiítulo de ejemplo, en el sector cercano al Centro de Especialistas Galenos, en el centro de la ciudad, también hay varios menores (cuatro) apostados en el suelo pidiendo limosnas a los peatones que circulan por la acera. 

Asimismo, para practicar la mendicidad, las familias Yukpas se suelen apostar al lado de cajeros electrónicos como los que están ubicados en el centro comercial Orbe Plaza, o en sitios de alta concurrencia de público como la droguería Farmatado en la carrera novena, al norte de la ciudad.

A pesar de los múltiples llamados de atención de los medios de comunicación y de la comunidad en general, tanto a las autoridades competentes como a los cabildos gobernadores de la etnia Yukpa, la situación problemática en vez de reducirse aumenta cada día.